¡Peligro! ¿Es el subrayado una buena idea?

by Thais Pujol on enero 15, 2013

in estrategias

En un estudio que hemos realizado sobre los 50 principales blogs de técnicas de estudio hemos obtenido un resultado verdaderamente sorprendente.

¡Sí, es una verdadera SORPRESA! 

La totalidad de ellos habla del subrayado como método imprescindible para aprender. Algunos, ni cortos ni perezosos, llegan a incluir el subrayado dentro del “paquete de técnicas del siglo XXI”.

Pero el subrayado no es sólo una técnica anticuada, ineficiente y contraproducente, sino que, además, es una técnica muy peligrosa. ¿Quieres saber cuáles son los errores más comunes que cometen los alumnos que subrayan y cómo no caer en ellos?

Error nº1:

Subrayar si no eres analítico en extremo. Como hemos comentado en otras entradas, los alumnos globales se aburren mortalmente con métodos lineales como el subrayado y no retienen. Y alumnos tan analíticos como para aguantar el tipo con un subrayado escasean en las aulas… cada día más.

Error nº2:

Subrayar si no manejas con soltura las estructuras de la información y si no reconoces de un vistazo las ideas principales y secundarias. Te  arriesgas a no subrayar las ideas completas, o a subrayar ideas que no son principales. Por otra parte, muchas veces las ideas principales están implícitas en el texto, por lo que, sencillamente, ¡no pueden ser subrayadas!

Error nº3:

Intentar memorizar lo subrayado por repetición. Los alumnos que cometen este error intentan retener toda la información al mismo nivel. Esto requiere muchísimo tiempo y esfuerzos. Además, según lo que sabemos acerca del funcionamiento de la memoria, no hay método más ineficaz a corto, medio y largo plazo.

Error nº4:

Pensar que con haber subrayado y haberse aprendido lo subrayado el examen está aprobado… Esto se ve mucho en las estructuras “multipieza”, en las que eliminar ciertas informaciones quitan el sentido a los textos. Muchos alumnos no saben distinguir las “partes” de estas estructuras más complejas y los resultados suelen ser contundentes por muchas horas que se dediquen al estudio.

Llegados a este punto te proponemos un ejercicio:

Lee el texto que aparece a continuación. Escríbenos a info.intelligo3@gmail.com y dinos cómo lo has subrayado y qué método utilizarías para memorizarlo.

¡Te contestaremos por correo y publicaremos los resultados globales (sin mencionar nombres, claro) en el siguiente post!

Texto:

“En ocasiones, el equilibrio hormonal se rompe por diversas causas, y como consecuencia, la secreción de una hormona puede aumentar o disminuir. Eso provoca trastornos en el funcionamiento del organismo.

En el caso de las alteraciones relacionadas con el peso, la obesidad muchas veces se debe a errores en la alimentación. No obstante, hay personas obesas que engordan a pesar de no comer en exceso. También hay personas muy delgadas que no consiguen engordar a pesar de ingerir cantidades importantes de alimentos. Esto se debe a anomalías endocrinas.

Las personas obesas producen menos tiroxina. Por ello se ralentiza el metabolismo. La glucosa no utilizada se transforma en grasa que se acumula en el organismo. Como consecuencia, la persona engorda.

Por el contrario, las personas que producen mucha tiroxina presentan un metabolismo acelerado. Como la energía se consume a gran velocidad, el organismo no puede acumular las grasas. De esta manera, aunque coman mucho, estas personas no engordan.

Las alteraciones relacionadas con el crecimiento pueden deberse a un anormal funcionamiento de la hipófisis. La insuficiencia o exceso de la hormona del crecimiento durante la infancia puede provocar deficiencia en el crecimiento o gigantismo, respectivamente.”

Hasta aquí el texto… ¿Te animas a superar el reto?

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: