Cómo aprovechar las clases un 200% o más

by intelligo on octubre 10, 2012

in estrategias

Demostrado. Saber cómo estudiar está bien, claro, pero existe una sencilla técnica que puede duplicar en un momento la efectividad de cualquier método de estudio.

Se trata de una manera para aprovechar las clases un 200 % o más. Y no es complicado, es más bien fácil. Y no se requiere mucho tiempo, basta con unos pocos minutos (con práctica unos pocos segundos).

Estamos hablando de la noche y el día. Estamos hablando de perder la concentración y dormirnos en clase o de salir con el examen prácticamente preparado. Después de eso el estudio es pan comido… ¿De qué se trata? ¿Cómo aplicarlo de inmediato? Presta atención a las siguientes instrucciones y aplícalas paso por paso.

La técnica consiste en realizar una LECTURA ESTRUCTURAL de los temas ANTES de verlos en clase y CONTAR las ideas que aparecen en ellos.

Fíjate en que NO SE TRATA EN NINGÚN CASO de que leas el tema. Sólo basta con que busques las ideas y las cuentes. Al principio será cuestión de unos pocos minutos. Luego esos minutos se convertirán en segundos. Y esos segundos serán el tiempo mejor invertido en tu rendimiento. Te lo aseguro.

Para ello, lo PRIMERO es tener los temas por adelantado:

1. Si el profesor sigue el libro o pone apuntes en internet la lectura estructural se realiza sobre ese material.

2. Si el profesor no sigue el libro ni da apuntes lo mejor es que le pidas un material de referencia.

3. Si no se puede conseguir el material, basta con tener el índice de temas que se verán en el curso y buscar el contenido en google. Por ejemplo, si ponemos en google 4º ESO biología tema célula, nos salen muchas páginas con presentaciones realizadas por los profesores para explicar el tema, tenemos vídeos en youtube y gran cantidad de material sobre el que trabajaremos la lectura estructural.

Lo SEGUNDO, una vez localizado el contenido de la lección, es pasar rápidamente las hojas, mirar los títulos y subtítulos, buscar las estructuras presentes en el tema y a partir de ellas sacar las posibles preguntas del examen.

1. Si tenemos descripciones contaremos las características y pondremos una “D” y el número de características en el margen izquierdo del libro o material.

2. Si se trata de una clasificación buscaremos el criterio de clasificación, las clases y lo que se dice de cada clase y escribiremos una “C” de clasificación y un número que indique las clases en el margen izquierdo del libro o material.

3. Procederemos de la misma forma con el resto de estructuras presentes (en el caso de las secuencias contaremos los pasos, en el caso de las argumentaciones marcaremos la tesis y contaremos los argumentos, en el caso de las causas y consecuencias utilizaremos dobles flechas, en las comparaciones contaremos los criterios de comparación, y lo mismo en las generalizaciones y en las estructuras de problema-solución).

Si quieres saber cómo reconocer las estructuras suscríbete AQUÍ y recibirás gratuitamente un e-book en el que tienes este contenido paso por paso.

¿Cuál será el efecto? Que la estructura de contenido se quedará fija en tu memoria y gracias a la necesidad del cerebro de “completar” la información estarás muy pendientes en clase y el estudio se convertirá en un segundo paso, en vez de en el primer paso porque ya se te ha olvidado lo que viste en clase.

Invierte unos minutos (insisto en que con la práctica adecuada la Lectura Estructural se convertirá en unos segundos) en este trabajo y ahorrarás mucho, pero mucho tiempo después.

Si quieres aprender a estudiar y rendir en el estudio valdrá la pena. Seguro.

Para aprender a realizar lecturas estructurales rápidamente pide más información AQUÍ. Especifica en el cuerpo del mensaje tu nivel académico o el contenido de tus estudios.

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: